Artículo: Medidas de seguridad en los juegos de rol

Índice de contenidos

Medidas de seguridad en los juegos de rol

Entre los consejos que dimos sobre cómo dirigir una partida de rol en la entrada anterior, uno de ellos hablaba del uso de herramientas de seguridad. Estas medidas son necesarias debido a la posibilidad de toparnos con situaciones problemáticas o incómodas durante una partida. 

Los textos que exponemos a continuación no son nuestros. Al disponer de una licencia Creative Commons los hemos retocado para añadirlos y difundirlos desde aquí. Muchísimas gracias a las personas que los idearon, inventaron y escribieron.

Pero vamos al grano con estas mediadas de seguridad:

El desarrollo de una partida de rol se basa principalmente en la comunicación. Y como tal, mantener ese canal abierto para poder expresar con confianza y efectividad si algo no va bien. Las herramientas son de carácter opcional, pero muy recomendables. No solo para evitar situaciones extremas, sino también para el desarrollo fluido de una partida. Se puede elegir entre varias, una sola, solaparlas o aplicarlas solo en momentos concretos. Siempre a gusto de la mesa en consenso.

Contrariamente a lo que se cree, las herramientas de seguridad no son mecanismos que interrumpen o cortan la narración. Están a un lado, «inactivos» e invisibles a la partida y funcionan más como una red de seguridad o como un dispositivo con la etiqueta «Para casos de emergencia».

Estas herramientas te permiten explorar temas delicados, conociendo los frenos y disparadores de quienes juegan.

Se deben dar a conocer al grupo y hablar sobre ellas. No se trata de lo que nos afecta, sino de lo que afecta al resto de la mesa. Debemos ser amables, sobre todo en el marco social de un grupo que no se conoce, pues no sabemos las circunstancias de la persona que tenemos al otro lado de la mesa.

La primera opción que te damos es la conocida Tarjeta-X.

Esta herramienta está publicada con una licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 genérica. John Stavropoulos es su autor. Para saber más visita su web: http://tinyurl.com/x-card-rpg

La Tarjeta-X es una mecánica opcional que permite a cualquiera en tu partida (incluyéndote a ti) eliminar cualquier contenido con el que cualquiera no se sienta bien mientras jugáis. Ya que la mayoría de los juegos de rol son improvisados y no sabemos qué va a pasar hasta que sucede, es posible que la partida vaya en una dirección que la gente no quiere. La Tarjeta-X es una herramienta sencilla para arreglar problemas cuando surgen.

La Tarjeta X puede ser cualquier ficha o carta que se identifique para su uso con este propósito. En partidas en mesa suele ser una tarjeta con una X dibujada. En partidas online puede ser sustituido con que la jugadora cruce los brazos formando una cruz, indicando que se está usando la Tarjeta X a través del chat o diciéndolo en voz alta. Cualquier participante puede usarla para vetar contenido que le haga sentir incomodidad más allá de sus límites, sea quien sea quien lo introdujo en el juego.

Una vez que es usada, la persona que la usó debe indicar que contenido la ha hecho sentir incómoda. Pero más allá de eso no está obligada a dar más explicaciones ni deberá ser presionada por el resto. A partir de entonces, el contenido será cambiado, ignorado o eliminado por completo según sea necesario. Tomad un corto descanso si lo necesitáis.

Otra opción que tenemos: Líneas y velos.

Ciertos temas forman parte del planteamiento de la partida y se asume que la mesa está de acuerdo con ellos. Pero antes de jugar, puede ser buena idea tener una conversación sobre otros temas, ideas o tipos de violencia que el grupo preferiría que no se incluyeran en la partida. Para ello quien participa puede definir sus Líneas y Velos.

Las Líneas son límites que no cruzaremos. Estas son cosas que no aparecerán en la partida. No se mencionan o tienen lugar fuera de pantalla. Simplemente no ocurren.

Los Velos disimulan las cosas que ocurren en la ficción y no queremos mostrar explícitamente. Los Velos se llevan fuera de la conversación los elementos que no queremos que aparezcan en la partida. Pueden ocurrir, pero no ser el foco de las escenas ni tratarse en detalle. Ocurrirán fuera de escena y serán aludidas pero no mostradas o descritas. La forma más fácil es fundir a negro la escena cuando sea necesario. Haz referencia a lo que va a ocurrir, describe los eventos previos, funde a negro en el momento adecuado y pasa a la siguiente escena.

Si te ha gustado esta entrada sobre medidas de seguridad en los juegos de rol y quieres colaborar con el estudio de diseño de juegos de mesa y rol RAGames, pásate por nuestra cafetería favorita y tómate un café con el equipo, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡¿Santo y seña?!

Entra en tu cuenta