Artículo: ¿Cómo se dirige una partida de rol? 4/*

Índice de contenidos

¿Cómo se dirige una partida de rol? 4/*

Seguimos con una nueva entrada sobre cómo se dirige una partida de rol. Esta vez vamos a hablar de algunos elementos adicionales a la propia narración.

La partida de rol es para mí, desde mi punto de vista, reduciéndolo mucho y sabiendo que me dejo en el tintero un montón de cosas, la conversación que estamos teniendo alrededor de la mesa. Y digo esto sabiendo la cantidad de elementos que forman parte de la partida y que no son la conversación que se genera.

Un master experto en cuidar todo ese tipo de elementos ajenos a la conversación es el inmenso José Masaga, una de esas personas mágicas con las que gracias al rol, he tenido la suerte de cruzarme. Gracias, rol.

José es un habitual de jornadas y encuentros roleros, es un proletario de las mesas de juego y las pantallas de dirección. Es fácil encontrarse con él en jornadas, pero muy difícil sentarse a su mesa porque las plazas suelen estar llenas. Su fama le precede y sus partidas siempre son de las primeras en llenarse. Es una de las grandes personas que puedes compartir esta afición. Y sobre todo, y por encima de gran director de juego, es un excelente ser humano.

Cuando hicimos esta consulta en twitter para que nos contaseis vuestros trucos y artimañas para dirigir rol y facilitarnos esta entrada, José nos dio las suyas. Y repasándolas, podemos decir que las aplica con maestría. Son cosas que vemos como normales, pero que si nos paramos a mirar, mejoran la experiencia de juego una barbaridad.

cómo se dirige una partida de rol

«Cuido mi aspecto personal. Me gusta llevar camisa.»

José es un veterano y sabe lo que ha costado ir normalizando poco a poco esta afición. A veces, de broma, con otras personas que dirigen rol, hemos hecho la broma de #masterelegante o #masterconcamisa. Han sido muchos años de estigma rolero, de sufrir el estereotipo de «nerd» o «friki», de ir a eventos y sólo ver camisas negras de Halloween o Manowar. Y esta afición es más amplia. Queremos un rol más diverso. Queremos que se pueda acercar cualquier tipo de persona desde cualquier perfil. Y lo primero que ve alguien que se acerca al rol en unas jornadas o en un club es a las personas que están jugando. Porque como decíamos, el rol es una conversación que se va generando. Pero los que la generan son personas. Y las conversaciones no se ven. No es una peli, un cartel o una obra escultórica. así que las personas que jugamos somos sus embajadores. No hagamos huir a la gente.

«Sonrío, miro a los ojos, asiento cuando escucho.»

Esto no es de ser buen master de rol, sino de ser buena persona. Estamos hablando, estamos entregando nuestro tiempo, lo más valioso que tenemos, para compartir una experiencia intensa con otras personas. Decíamos que en el centro de esa relación está la conversación que propone el juego. Pero que la generan las personas que se han sentado contigo a jugar. Cuídalas. Cuida el canal, cuida al emisor y cuida al receptor. Cuida todo el proceso comunicativo. Asegúrate de que la gente está cómoda contigo. Sonríe, mira a los ojos y asiente mientras escuchas. Qué bien nos sentimos cuando nos lo hacen.

«Decoro la mesa. Ofrezco refrigerios.»

José se ha hecho famoso en jornadas por los despliegues que monta en sus mesas de juego. Siempre decoradas al detalle, desde las miniaturas tradicionales a todo lo que se lleva de su casa para evocar la ambientación de la partida. Una mesa más próxima al juego de mesa que al juego de rol. ¿Y dónde se para la gente que deambulaba curiosa por las jornadas? Exacto, en su mesa. Porque tu primer estímulo es visual. Y una mesa bien decorada llama mucho la atención. Es el primer paso para llamar a más gente a esta afición.

«Divido el foco equitativamente Si quienes juegan no se sienten protagonistas de la historia en algún momento, entonces estoy fracasando como DJ.»

Este consejo sí que es de ser buen director de juego. ¿Le aplaudimos ya? El foco es un elemento básico para la dirección de una partida y nos ayuda a dar protagonismo a un personaje en la escena en juego. Lo básico es dividir este foco de la manera más equitativa posible.

Las personas somos distintas y a veces dirigirás a personas que no se dan cuenta que están acaparando el foco, que no dejan al resto de la mesa brillar… Por otro lado, la gente más tímida tendrá problemas o directamente evitará tomarlo.

Vamos a distribuirlo, porque toda la mesa ha venido a jugar. Y todas las personas deben disponer, al menos, de la oportunidad de que su personaje brille en algún momento. Asegúrate de que nadie se ve privado de poder sentirse protagonista en alguna parte de la partida o de quedarse el protagonismo sin dar oportunidad al resto.

«Aprendo de otras y otros.»

Y aquí, José nos demuestra ser una sabio. No hay más que decir. Yo he escuchado a personas alabando sus partidas delante de él. ¿Y él qué hace? Pues seguir aprendiendo. Te escucha como si tu opinión fuese la más valiosa del mundo y te tiende una mano cuando hace falta. Jamás he visto que se le suba a la cabeza, se lo crea o actúe como un sabelotodo. Él asiente, sonríe, agradece y se dispone a seguir aprendiendo.

cómo se dirige una partida de rol

Espero que os haya gustado esta 4ª entrega de consejos para dirigir partidas de rol. Esta vez personalizando en la figura de un director de juego muy querido en la comunidad rolera. Si quereis seguir el trabajo de Jose Masaga podéis hacerlo sus redes sociales o las de la editorial para la cual trabaja, Otherselves.

Y si quieres seguir apoyando el trabajo de divulgación que hemos empezado a hacer en RAGames siempre puedes pasarte a tomar un café con nosotros por aquí.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡¿Santo y seña?!

Entra en tu cuenta